ACLEBIM en redes sociales

Aclebim en Facebook
Aclebim en Twitter

lunes, 28 de mayo de 2012

Bibliobuses desde el corazón. Carta de esa niña tímida de ojos verdes.


Dentro de la campaña ¿Qué significa para ti el Bibliobús?, nos llega un nuevo testimonio, esta vez, desde Málaga:

"Hace diez años, cuando cursaba quinto de primaria, nuestro tutor, José Luis creo recordar que se llamaba, nos contó que próximamente vendría a la puerta de nuestro colegio un gran autobús cargado de libros, y que todos estábamos invitados a ir.
Nos contó que el bibliobús, que así se llamaba aquel extraño autobús, vendría cada viernes por la tarde y que allí podríamos coger prestados tantos libros como quisiéramos, como nuestra biblioteca.
Yo, que era una pequeña rata de biblioteca, escuché aquello como la cosa más maravillosa del mundo.
No fue hasta unos meses más tarde cuando pude convencer a mi hermano mayor para que me acompañara a investigar aquel lugar maravilloso.
Puede parecer algo exagerado, pero he de admitir que para mí todo aquello era lo mejor del mundo y me costaba creer que pudiera existir un lugar así.
La primera vez que subí a aquel autobús fue algo mágico. Es cierto que es un lugar pequeño y en aquel momento había muchos niños, pero la sensación de encontrarme entre miles de historias fue increíble.
Me acerqué ávidamente al grupo de niños que estaban alrededor de un una mesa junto a un muchacho. Él me miró y me sonrió. Me preguntó mi nombre y me dio una hoja para que mis padres la rellenaran.
Después me senté al fondo del bibliobús y comencé a buscar entre los libros cuál me llevaría a casa.
A partir de aquel día nunca falté a mi cita con el bibliobús cada viernes después de comer.
Escribiendo esto, echo la vista atrás y recuerdo todos los momentos que he pasado allí, todo lo que he aprendido y todas las amistades que he hecho. Me doy cuenta de que ese lugar es uno de los más importantes de mi vida.
Allí aprendí a creer en los sueños, en lo posible que son las cosas si uno lucha por ello. Allí he crecido rodeada de grandes escritores y compañeros de aventuras. Allí he madurado y he aprendido de mis errores. Siempre he tenido a alguien que me escucha y aconseja. Siempre he encontrado alguna historia que me ha acompañado en buenos y malos momentos.
Allí he conocido gente realmente especial, algunos se han marchado y otros siguen en mi camino. Allí conocí a dos grandes personas que son realmente importantes en mi vida, dos grandes amigos, Miguel y Marcos.
En definitiva, mi historia con el bibliobús es la historia de mi vida, la que empecé a escribir con diez años y que ahora, con veinte, sigo escribiendo, y espero que sea así durante mucho tiempo.
Esa niña tímida de ojos verdes."